DE ORIENTACIÓN Y SERVICIO

   un grupo del cuarto milenio
   para el tercer milenio
 

  Y

 ENIGMAS DEVELADOS

Las Puertas de la Sabiduría se han abierto para todos sin excepcióN.

 

Presentan:

Sesión del 13/05/1997


Médium: Jorge R. Olguín

Interlocutor: Horacio Velmont

Entidades que se presentaron a dialogar: Tar, de Orión 4; Rah, de Antares 4; Maestro Jesús, Logos Solar.

 

 Interlocutor: ¿Hay alguna entidad presente que iniciará la sesión?

Tar: Mi nombre es Tar, y estoy gozoso de poder comunicarme con ustedes, puesto que los mensajes que voy a transmitir pueden ser útiles para su vida futura.

A través de los distintos eones he visto florecer distintas civilizaciones, no solo en este mundo, sino en otros mundos de este vasto universo. También he presenciado la caída de muchos imperios, aprendiendo que el poder terrenal es efímero. Solo la Luz de la Esencia Cósmica es eterna.

Sé que la mayoría está ávida de saber que va a pasar en vuestro planeta. Ningún espíritu tiene el don de la adivinación y solo podemos predecir un determinado suceso, usando el sentido común.

En este mundo se avecinan grandes cambios, no tanto geológicos, sino cambios de conciencia.

Prácticamente conozco el comienzo de este planeta, cuando todo era un solo continente.

Interlocutor: ¿Cuál es su procedencia?

Tar: Vengo de Orión. Mi espíritu fue creado hace miles de millones de años. Fui testigo del final de muchos sistemas planetarios y también de la creación de otros más recientes. Estuve en la formación del Sistema Solar, también en la formación de las Pléyades. Estas estrellas son de tercera generación, mientras que vuestro sol es una estrella de segunda generación. [1] Vuestro planeta tenía en sus comienzos una atmósfera letal para la vida actual. Hubo grandes cambios. Al final se desarrolló la vida, aunque solo eran animales unicelulares.

A medida que el tiempo fue pasando, la vida se fue haciendo más compleja. Luego de la extinción de los dinosaurios, hubo una raza humanoide que habitó este mundo. Eran seres gigantescos venidos de otro sistema estelar. Hubo mucha información errónea al respecto. Incluso en vuestra Biblia se menciona a esos seres. También en otros escritos antiguos.

Se pensaba que esos seres gigantescos eran hijos de entidades espirituales y entidades terrestres, lo cual no es correcto. La verdad es que vinieron inmensos cruceros interestelares y estuvieron de visita en la Tierra. Como era un clima muy hostil, los expedicionarios no pudieron utilizarla como hábitat.

No obstante, una de las naves se quedó, creando un clima artificial en esa región, donde esos seres pudieron estar. Pero no sobrevivieron a las erupciones volcánicas y a los terremotos, que eran más numerosos que en la actualidad.

Descubrimientos posteriores de restos óseos revelaron que había seres que medían aproximadamente entre 3 y 4 metros de altura.

Interlocutor: ¿Usted se está refiriendo quizás a la época lemúrica?

Tar: Mucho más atrás... Luego se desarrollaron nuevas formas de vida, hasta que se formó una nueva raza, pero directamente terrestre.

Se trataba de seres muy básicos, con instintos primarios.

Interlocutor: ¿Estamos hablando de las dos primeras razas humanas?

Tar: Mucho antes de la primera conocida y después de aquellos gigantes. Prácticamente habían vivido 500.000 años. El aire era todavía irrespirable para vuestra fisiología actual.

Era un 98 % de bióxido de carbono. No existía casi el oxígeno. La temperatura media estaba en los 40 grados centígrados, según las medidas actuales.

Luego las Eras fueron cambiando. Las especies se perfeccionaron. Se ha comprobado que vinieron más adelante otras naves a experimentar.

Interlocutor: ¿La mente reactiva 2 ya nació con esas razas? [2]

Tar: La mente reactiva está desde el comienzo de la evolución espiritual.

Interlocutor: No tenía ese dato.

Tar: Los espíritus fueron creados con la mente reactiva, canalizadora del ego, porque solo se evoluciona a partir de la imperfección.

Interlocutor: Sé en forma fehaciente que muchos espíritus han logrado vencer su ego y ya están en los planos de Luz.

Tar: Así es, aunque los espíritus que están dominados por el ego son mucho más numerosos que aquellos que lo superaron. Hay 6 planos o niveles espirituales, más un plano físico. Son 7 planos en total, con distintos niveles vibratorios. Los más conocidos son los que se comunican periódicamente con los seres encarnados del plano físico. Estos son los espíritus del error, que habitan en los planos 2 y 3.

El cuarto plano es un nivel de Maestría, que puede comunicarse solamente con seres que estén muy evolucionados en el camino de la Luz.

Interlocutor: Nosotros nos comunicamos en una ocasión con el Maestro Jesús.¿En qué nivel vibratorio está?

Tar: El Maestro Jesús está en el 5º plano.

Interlocutor: Tengo entendido que sólo proyecta una partícula de su ser. ¿Es así?

Tar: Prácticamente menos de una partícula. Son muy pocas las entidades terrenales que se pueden comunicar con un Maestro de Jerarquía Solar. Digo de Jerarquía Solar y no Planetaria porque el Maestro Jesús ha ascendido en estos dos mil años.

Así como Jesús ascendió de jerarquía planetaria a jerarquía solar, el Logos Solar anterior: El Cristo, ha ascendido a la categoría de Logos Dimensional.

En este momento El Cristo está en la jerarquía máxima espiritual. Pero no es el único. Hay distintas Energías Divinas que cumplen funciones, como El Buddha, que es el actual Logos Galáctico.

Interlocutor: Tar, ¿podríamos saber, concretamente, cuál es su función?

Tar: Mi función es ser mensajero por los eones. Prácticamente, y hablando en término humanos, sería lo que ustedes denominan un correo... Estuve encarnado siglos atrás en vuestro mundo para traer sabiduría. Viví hace milenios en la civilización egipcia bajo el nombre de Thot. Anteriormente, estuve en lo que ustedes llaman la Edad de piedra, conviviendo con seres en estado salvaje, similares a vuestros primates.

Han desaparecido muchas civilizaciones en este planeta.

Interlocutor: Antes dijo que seres de otros sistemas planetarios también han venido a la Tierra a experimentar. ¿Es así?

Tar: Correcto. Se utilizó este planeta como un campo de pruebas.

Interlocutor: ¿Por ejemplo?

Tar: Por ejemplo, lo que el contemporáneo de ustedes, Darwin, hablaba de la evolución de las especies fue experimentado cinco mil años atrás por seres extraterrestres. Muchas de estas razas alienígenas han dejado distintas especies en vías de desarrollo en lugares peligrosos de vuestro mundo, y volvieron a buscarlas al cabo de mil años de vuestro calendario. Esas entidades habían mutado, habían experimentado cambios biológicos para mejor, para protegerse del clima o de las agresiones de otras especies naturales del planeta.

Estas entidades habían logrado en un milenio terrestre lo que en un trayecto normal tardaría diez o veinte mil años. Los expedicionarios probaron que se podía acelerar el proceso, demostrando entonces que esto es posible.

Interlocutor: ¿Cómo ha evolucionado el homo sapiens?

Tar: El homo sapiens ha evolucionado demasiado lento,  pero frenado por sus propios  engramas.[3] 

El ser humano tiende a perder los dientes y agrandar su cráneo y masa encefálica. Si su raza no se extingue, va a llegar el día en que no va a necesitar alimentarse, ya que va a nutrirse de su estrella, el Sol. Prácticamente se va a cargar energéticamente por la dermis, por la epidermis.

Interlocutor: ¿Algo así como una fotosíntesis?

Tar: No como una fotosíntesis. Se va a alimentar de la energía de su astro central, también de la vibración etérica.

El ser humano va a estar tan evolucionado en el futuro que prácticamente va a estar libre de enfermedades, como en algunos sistemas planetarios avanzados. Eso, si antes no destruye su habitat.

Son tantos los adelantos científicos que se pueden lograr con la cooperación global en cada mundo, que da pena ver como en la Tierra se retrasan muchos descubrimientos o no se dan a conocer otros por mezquinos intereses económicos.

Hay algunos viajeros de cruceros galácticos que directamente logran mutar su vibración física para cambiarla cuando tienen un problema de salud.

En cuanto a su tecnología, han avanzado tanto, que ponen sobre sus naves un campo energético que las hace invisibles ante cualquier aparato detector.

Otros viajeros utilizan los “agujeros de gusano”, que son como túneles en el vacío, que unen miles de años luz de distancia. De ahí que pueden cruzar abismos insondables en segundos, saliendo del universo físico en un sector de la galaxia y entrando en otro sector al poco tiempo.

Interlocutor: Nosotros, aquí en la Tierra, tenemos descendientes del planeta Ummo, cuyo Sol sería el que los astrónomos terrestres han identificado como Wolf 424, y que está a una distancia de 14.437 años luz de la Tierra...

Tar: Tuvieron varias civilizaciones estelares en vuestro sistema planetario. Hubo una de ellas que llegó de una estrella lejana y se había asentado en Ganímedes. Con el tiempo lograron un gran avance espiritual, pero no eran nada espirituales al comienzo.

Interlocutor: ¿Vivían en el interior de Ganímedes?

Tar: Sí, en el interior del satélite. Su tecnología les permitió armar un habitat donde pueden aislarse de las heladas condiciones atmosféricas de la superficie.

En una época pasada habían llevado directamente a Ganímedes habitantes de vuestro planeta para acercarlos al camino espiritual. Su filosofía se basaba en el desapego material, pero no siempre fue así. En la antigüedad tuvieron grandes luchas. Tenían una gran tecnología y carecían de conciencia de amor. Su avance espiritual se registró después de dos centurias de conflictos. Cuando llegaron al sistema solar, los seres asentados en Ganímedes estaban carentes de la vocación altruista.

Interlocutor: ¿Las luchas fueron solo internas o también exteriores?

Tar: Hubo grandes luchas con habitantes de un planeta del sistema de Sirio. Esta era una comunidad de entidades que vivían exclusivamente para el Servicio y lograr el camino hacia la Luz. Estos seres quisieron convencer a los habitantes de Ganímedes que depongan su actitud belicosa, pero éstos, teñidos de soberbia, no aceptaron. Al contrario, miraban a los mundos vecinos con codicia. El único camino que tenían los seres de Sirio era frenar esa situación cambiando la actitud de los otros.

En realidad, una entidad superior no puede doblegar por la fuerza a otra, porque el Bien se propone, no se impone. Pero, en definitiva, siempre se trata de evitar el mal mayor.

Viendo que Ganímedes estaba por someter al sistema planetario, y que ellos mismos no estaban tan avanzados tecnológicamente como creían y podían sucumbir a sus propias armas, tuvieron que ser doblegados por la fuerza.

Esos seres evolucionados de Sirio llegaron con distintos aparatos a cambiar la mente de los habitantes de Ganímedes. Lo tuvieron que hacer porque no tenían otro remedio.

Interlocutor: ¿Para obrar así necesitan algún permiso especial de alguna entidad superior?

Tar: No, ya que Dios da libre albedrío y las entidades espirituales no intervienen en las luchas del plano físico. Entonces, estaos seres de Sirio llegaron a este sistema estelar y modificaron la mente de estos belicosos ocupantes de Ganímedes.  No es que les hayan dejado la mente en blanco, sino que le quitaron los impulsos desequilibrados. Con el tiempo, los descendientes de aquella raza belicosa de Ganímedes evolucionaron en el conocimiento de la filosofía y en Amor, utilizando los conocimientos científicos para el bien.

Eones atrás había también seres en Marte y en aquel entonces tampoco estaban preparados para una contienda bélica.

Los seres de Marte eran unos seres que directamente se habían dedicado a la agricultura. Eran pacíficos y vivían en total armonía. Pero tuvieron una epidemia tremenda. Hubo una plaga muy grande, era una enfermedad como la que en la Tierra llaman varicela, que los ha diezmado por miles. Se vieron obligados a refugiarse en el interior del planeta.

En Venus ha sucedido algo similar. Millones de años atrás había una vida floreciente en ese planeta. Otro era el clima atmosférico, tanto en presión como en temperatura. No había comparación con la actualidad, donde la temperatura y la presión atmosférica tan elevadas hacen imposible la vida.

Al igual que los viajeros estelares que se asentaron en Ganímedes, los habitantes de Venus eran también muy soberbios y creían que se podían llevar a todo el sistema por delante. Han sido también diezmados.

Venus ha cambiado mucho desde entonces. Hubo grandes guerras, grandes cataclismos posteriores que han cambiado su atmósfera.

Interlocutor: ¿Me confirma que en estos momentos no es accesible la atmósfera de Venus para el hombre terrestre?

Tar: No, no es accesible para ustedes. No podrían soportar la presión atmosférica, 90 veces la de su mundo, ni la altísima temperatura.

Interlocutor: ¿En este planeta se va a seguir avanzando espiritualmente o se va a retroceder?

Tar: Estos avances van a seguir, pero este engrama planetario, reforzado por los engramas de países, familiares e individuales, hace que sea muy difícil la superación en este momento.

Consecuentemente, la raza está aproximadamente cinco mil años retrasada en lo espiritual. Hubo muy pocos cambios, salvo a excepción de algunos seres que han tomado conciencia de cómo se está deteriorando su mundo y tratan de cambiar la mentalidad de sus congéneres.

Interlocutor: Aquí se está produciendo un gran cambio en la humanidad gracias a Dianética y Cienciología, ciencias cuyo fundador fue L. Ronald Hubbard. Por lo menos, los cienciólogos estamos liberando los engramas individuales, y eso de por sí es importante.

Tar: Sí, pero en una proporción muy lenta. Muchas veces nos hemos comunicado con las distintas entidades que están en Dianética y se encuentran impotentes, porque por cada una que pueden llevar a la Luz, hay diez que directamente entran en el cono de sombra, doblegados por su campo emocional.

Mucha gente lastima, mucha gente hiere, mucha gente forma engramas a otras personas por el solo hecho de someter.

Está tan atrasada la civilización en el nivel espiritual que creen que sometiendo a sus pares, pueden elevarse más fluídamente.

Por lo tanto, logrando introducir engramas en seres cercanos, sometiéndolos, es como se los utiliza de puente para llegar más arriba, sin darse cuenta que así no avanzan sino retroceden, y también hacen retroceder a toda su familia, a todo su entorno de trabajo, a su entorno de amistades.

De esta manera van así cayendo uno tras otros como piezas de un juego didáctico terrestre.

Es muy difícil lograr el camino que esperamos. Pero de todos modos hay que reconocer que Dianética es una de las maneras válidas de liberar este planeta.

Interlocutor: Hay también otra terapia llamada Psicointegración, creada por el doctor Jorge Olguín, que ayuda a vencer el ego y así, poder comunicarse con el Yo, la conciencia superior.

Tar: Próximamente va a haber contactos con seres auxiliares. No solamente va a haber un Yo, no solamente va a haber un ángel guardián. Va a haber una tercera entidad, un Deva de la naturaleza, que se va a acercar a cada ser humano y le va a dictar subconscientemente cómo vencer determinados engramas, porque aunque los tiempos están tan próximos como pensaron, es necesario que ya se empiece a purificar la raza.

Interlocutor: ¿Cómo ve la misión que tiene en todo este contexto nuestro grupo espiritual?¿Cómo podemos ser útiles?

Tar: Hay muchos seres de las sombras que han estado entorpeciendo la misión y lo seguirán haciendo. Pero vuestra misión es divulgar los mensajes de Luz y deben seguir adelante. Como dicen en su mundo, sin bajar los brazos.

Sin embargo, hay una manera para que ustedes no puedan caer y que su entorno no los agreda:

1)               El silencio. El silencio es la herramienta más adecuada para no herir a nadie con palabras ofensivas y evitando de esa manera que nadie los lastime con agravios. El silencio no ofende y así nadie los ofenderá. El silencio no perturba y, de esa manera, nadie los perturbará. Un ser de Luz llamado Juan Damasceno dijo: El silencio es la expresión adecuada de la relación del hombre con Dios, a causa de la trascendencia Divina. El silencio, por lo tanto, no debe ser pretexto para dejar de hacer teología, sino más bien una ruta para arrimarnos al conocimiento.

2)               Mantener la mente elevada. Esto es aún más importante, porque al mantener la mente elevada ninguna vibración negativa puede perjudicarlos. Por el contrario, ustedes se hallarán más prestos para ayudar a quién lo necesite.

3)               No agredir al entorno. Es importante mantenerse siempre en una conducta donde impere la calma, porque cuando perdemos el control, podemos a su vez reflejar en los demás esa pérdida de control. Tengan en cuenta que cualquiera de los niveles, desde el plano material hasta los planos espirituales, son un espejo. Si un espíritu pierde el control, el otro espíritu reflejará como un espejo esa falta de control y entre los dos se producirá una lucha de poder. La agresión trae más agresión.

Es equivocado pensar en el plano humano que todos los seres espirituales son Maestros. Hay mucha equivocación en ésto. Hay centros espirituales en el planeta Tierra que se comunican permanentemente con los seres espirituales, como algunas escuelas, como algunos centros de meditación yoga, o directamente centros espiritistas. Pero se comunican solamente con el segundo nivel. No se comunican con los niveles más altos, salvo cuando aparece algún gran Maestro o algún gran Guía.

Interlocutor: A esta altura de la comunicación quería preguntar si este receptáculo, que usted está utilizando en este momento, transmite bien sus pensamientos. Lo pregunto porque ésta es la primera sesión que vamos a grabar.

Tar: Este receptáculo me recibe sin ninguna interferencia. A medida que pase el tiempo, con la práctica, va a canalizar más. Con respecto a la validez de mis mensajes, todos los que yo traigo son mensajes de orientación, información y servicio.

Interlocutor: ¿Es nuestra tarea divulgar estos mensajes?

Tar: La misión de todo grupo espiritual es difundir las palabras de Luz para beneficio de sus semejantes. Esa no es una tarea que se imponga, sino una labor que se efectúa con gozo. De la misma manera, tampoco ustedes deben imponer ninguna idea, sino transmitir el conocimiento a aquellos que lo requieran.

En este momento tengo al lado mío a otra entidad de otro sistema que se quiere comunicar con ustedes.

Interlocutor: Le agradezco, Tar, su presencia aquí y sus mensajes.

Tar: Aún hay mucho que ustedes deben saber, especialmente sobre cómo fue desenvolviéndose la Tierra. Les digo humildemente que soy quien más tiene conocimiento del tema, no solo por haber estudiado vuestras costumbres, sino por haber encarnado dos veces en este suelo.

Interlocutor: Algo de lo que usted nos está transmitiendo está en La Doctrina secreta, de Madame Blavatsky...

Tar: Sí, entiendo que todas las palabras espirituales apuntan hacia la Luz. Pero además, en mi caso, busco transmitirles nuevas revelaciones que despejan muchos misterios de vuestro pasado.

Los dejo con otro hermano de la Luz.

Interlocutor: Hasta luego, Tar, y nuevamente le doy las gracias... ¿Quién se va a comunicar ahora?

Rah: Mi nombre es Rah. Viajé astralmente dos veces a este planeta. Vengo de un sistema donde la atmósfera es de color verde, donde impera la armonía entre todos los seres y donde se vive para servir al otro. Nuestras viviendas son construidas con cortezas de árboles -lo que ustedes llaman madera-, y de papel apergaminado. Nuestro mundo es muy similar en su habitat a vuestro país llamado Japón.

Interlocutor: ¿Usted viene de alguna parte de nuestro sistema solar?

Rah: No, vengo de Antares 4. El alma - o thetán, como llaman ustedes en Cienciología - del médium en el que estoy incorporado ha visitado mi planeta en viaje astral y por eso no es una casualidad que ahora yo esté aquí.

Hubo grandes cambios en el lugar de donde vengo. La gravedad es 0.8 la terrestre y nuestra civilización es completamente distinta a la vuestra. Nos destacamos en la filosofía y ha triunfado el pensamiento analítico sobre el impulso.

No hubo cambios industriales. Prácticamente se vive de la siembra y de los alimentos del mar.

Interlocutor: ¿Tecnológicamente, entonces, ustedes están atrasados?

Rah: Tecnológicamente, se podría decir que estamos atrasados muchos siglos con respecto a la Tierra.

Interlocutor: ¿Tanto, en realidad?

Rah: Sí. Por ejemplo, no tenemos aparatos que manejen las ondas de sonido. Directamente no nos manejamos con lo que ustedes llaman electricidad.

Interlocutor: ¿Y moralmente?

Rah: Moralmente buscamos estar en un nivel muy avanzado. Creemos que no hay una meta, pues siempre tratamos de corregir nuestros errores. Hemos experimentado los contactos mediumnímicos a nivel planetario y actualmente podemos comunicarnos periódicamente con entidades de Luz del cuarto y quinto nivel.

Interlocutor: ¿Los habitantes de Antares 4, tienen también mente reactiva?

Rah: La mente reactiva, si bien es un mecanismo universal, nosotros la tenemos en un nivel muy reducido, íntimo. La mente reactiva es inherente al espíritu, es la simiente del ego y la que forma los distintos yoes.

Recién a partir del cuarto nivel en adelante, cuando ya la personalidad y todos sus yoes han sido integrados, produciéndose la unión con el Yo Superior, ya no se gestan más engramas. La mente reactiva da paso a la mente analítica, donde el ego no tiene raíz para crecer.

Interlocutor: Por lo tanto, en los niveles que nosotros llamamos densos, todos son afectados por la mente reactiva.

Rah: Ustedes tienen que comprender que no solo hay mente reactiva en el plano físico, sino también en los planos espirituales.

Interlocutor: ¿Los espíritus del error son los más afectados por la mente reactiva?

Rah: Así es, en los espíritus de los planos 2 y 3, la mente reactiva genera más ego porque esas entidades tienen muchos rencores acumulados. Incluso hay espíritus que pueden llegar a tener un ego más intenso que los seres encarnados, porque creen que en su estado inmaterial lo pueden hacer todo.

Hay espíritus del segundo nivel que entran y salen del primer nivel -el mundo que ustedes llaman “consciente”-, para tentar al ser humano encarnado y, al no ser percibidos por la mayoría, se creen omnipotentes. Y no se dan cuenta que sobre ellos tiene el tercero, el cuarto y el quinto nivel, a los que no pueden acceder.

Algunos espíritus del segundo nivel se sienten con un sentido de superioridad respecto del mundo físico, debido a que su ego les crea un tremendo protagonismo. También hay entidades del tercer nivel que son invadidas por la soberbia, y tratan de guiar al ser humano encarnado por una senda que ellos estiman como correcta, con resultados calamitosos para este último.

Por eso les digo como precaución que no siempre crean que un mensaje de una entidad espiritual puede guiarlos. Los espíritus del error casi siempre se comunican para aturdirlos o para retrocederlos en el camino evolutivo. Y lo que yo veo en este momento, como dijo mi predecesor, Tar, es que los espíritus del segundo y tercer nivel los pueden llegar a confundir a ustedes. Les pueden dar mensajes que transgreden la Luz.

Interlocutor: ¿Y no son pruebas para nosotros, para que aprendamos a discernir?

Rah: A veces no, y por una sencilla razón: si son mensajes equivocados, pero dichos en forma sutil, tal vez la comprensión de ustedes esté tan limitada que los tomen como verdad. Y pueden utilizan a distintos médiums de diversos centros espiritistas, para que estos fomenten el caos. Recuerden que la ignorancia alimentada por el ego crea la pedantería.

Interlocutor: Su receptáculo, el Dr. Jorge Olguín, nos comentaba que una vez fue a un centro espiritista muy conocido y una Directora joven le decía a los adeptos que “no veía la hora de desencarnar para gozar del mundo espiritual”. Olguín nos comentó después que esas palabras eran perniciosas y hasta podían inducir al suicidio. Y agregó que en este mundo de la materia teníamos mucho por hacer.

Rah: Muy acertado lo de mi hermano de Luz. El de esa Directora es un ejemplo justo de ignorancia, pues muchos seres encarnados ven al mundo físico como un plano donde se viene a “reparar los errores” cuando en realidad se encarna para “completar las lecciones que no se terminaron de aprender en vidas pasadas”. Y esas pruebas se rinden en el plano de la materia, por lo tanto, fomentar “lo bueno que sería pasar al mundo espiritual sin completar el ciclo de vida” es muy grave, pues muchos no tienen el discernimiento adecuado y pueden interpretar literalmente esa expresión de deseos.

Interlocutor: ¿Dios no puede impedir esas injusticias?

Rah: Recuerden que el Hacedor da libre albedrío. La creación está hecha de manera que nadie rinde cuentas al Absoluto de sus actos. Se sube o se baja de nivel espiritual de acuerdo al comportamiento de cada uno. O sea, cada espíritu es su propio juez y jurado. La condena o la salvación dependen de la actitud individual.

Interlocutor: Pero muchas veces la actitud negativa de un individuo lastima a terceros que no tienen ninguna culpa.

Rah: Es cierto. Siempre estamos expuestos a la crueldad de los otros y eso también es una consecuencia del libre albedrío que el Supremo Hacedor va dando por Amor.

Interlocutor: Pero... ¿Eso no es una injusticia?

Rah: Así como hay lecciones a aprender también hay compensaciones. Solo el Supremo sabe como encaja todo.

Interlocutor: Quisiera despejar una duda ¿A quiénes se les llama “espíritus del Mal”?

Rah: Se denomina así a espíritus del error que habitan el segundo y tercer nivel de vibración. Tienen un rencor tan grande, engendrado por su propio ego, que buscan hacerse pasar por Maestros de la Luz y, mediante contactos telepáticos, llegan a orientar en forma equivocada premeditadamente. No es tan fácil discernir eso.

Interlocutor: Yo pienso que puedo darme cuenta si el mensaje es positivo. Así como llego a discernir que usted es un ser de Luz, y lo mismo Tar, porque no me dicen nada que hiera mi susceptibilidad, ni mi sentido común, ni mis creencias espirituales...

Rah: No necesariamente los espíritus del error son fáciles de detectar. A veces hay entidades que, sin necesidad de herir las susceptibilidades de las personas, pueden llegar a desorientar dando mensajes equivocados. Muchísimas veces ésto ha sucedido, retrasando el aprendizaje evolutivo. Si sumamos a eso el enorme desinterés que hay en los seres encarnados por el mundo espiritual, la situación es preocupante.

Interlocutor: Es una pena que haya tan pocos médiums para transmitir mensajes.

Rah: No es tan sencillo el poder canalizar telepáticamente desde el mundo espiritual. Hay que tener en cuenta que si el receptáculo tuviera desórdenes psicológicos, sería campo fértil para que los espíritus del error lo terminen de trastornar. El medium tiene que tener la mente equilibrada.

Interlocutor: Aquí tenemos un dicho: - Los ojos en el cielo y los pies en la tierra.

Rah: La mayoría de nosotros tenemos el don de la telepatía. Desde siglos practicamos la meditación y luego fuímos ejercitándonos en la canalización telepática.

A partir de ahí, uno puede percibir las ideas en la mente del otro, siempre que éste se encuentre dispuesto.

Interlocutor: ¿Les está vedado leer la mente ajena si la persona no quiere?

Rah: No es que esté vedado, sino simplemente la persona “se cierra” instintivamente y sus ideas quedan fuera del alcance. Lo mismo sucede en el mundo espiritual. La comunicación se logra cuando ambos lo desean. Si uno de los dos espíritus no quiere dialogar, el otro no puede percibir nada.

Eso también es parte del libre albedrío.

Interlocutor: ¿Nos puede contar algo más de su planeta?

Rah: Antes les comenté que buscábamos crecer espiritualmente y eso se logra al dejar de pensar en uno mismo como protagonista. Aquel que no es un centro de atención no es susceptible, es difícil de ofender y no responde a la agresión con más agresión.

Pensemos que todos los espíritus susceptibles son almas que aún no han vencido su ego. En nuestro planeta, Antares 4, evitamos el protagonismo. Pensamos que el importante es el otro y esas ideas las llevamos a la práctica. Familias a las que se les ha arruinado sus cosechas, otras familias les dan abrigo.

El secreto de todo esto es poder vencer el egoísmo y transformarlo en altruísmo, para lograr la gran misión que es el Servicio. La ayuda al otro es lo que está primero.

Lamentablemente, la mayoría de los seres con los que me contacto tienen necesidades materiales y buscan esa excusa para dejar de prestar Servicio. Se olvidan que el dar a los demás está primero.

Interlocutor: Nosotros decimos: - La caridad bien entendida empieza por casa.

Rah: Sí. También dice mi receptáculo: - “Si tú estás caído no podrás levantar a otros”. Pero en este tema también se debe buscar el equilibrio. Muchos buscan la más mínima excusa para dejar de prestar ayuda.

Interlocutor: En este plano físico todos tenemos muchas obligaciones que, a veces, no nos permiten realizar otras cosas.

Rah: Me remonto a dos mil años atrás en vuestro planeta. Cuando el Maestro Jesús se hizo carne dijo claramente: “Dejad todo y venid a mí”.

No dejo de reconocer, sin embargo, que en este momento no todo el mundo está preparado para hacer eso porque, como has dicho antes, hay distintas obligaciones. Si alguien dejara a su familia, que seguro está necesitada de él, se transformaría en un egoísta.

Como se dice comúnmente entre ustedes, sería peor el remedio que la enfermedad. Entonces, la misión hacia la Luz no significa que dejen a todos los seres queridos, sino que tengan una comunión con ellos y los impulsen a ese Camino de Luz.

Porque si algún ser querido o alguno de vuestro entorno queda retrasado porque tuvo inquietudes y ustedes las desestimaron, van a ser los responsables de ese retraso, de la misma forma que antaño el hombre terrestre era responsable del pan y del sustento de su familia.

Hoy en día, los que buscan el camino de la Luz, son responsables de su entorno. Salvo que aquellos que están cerca vuestro no deseen ser ayudados. Ahí termina vuestra tarea, pues el Bien no se puede imponer.

Interlocutor: ¿Por qué es tan difícil formar un grupo espiritual?

Rah: Hay muchas fuerzas negativas, transmitidas por los espíritus del error, que perturban el camino o directamente lo cortan. Se aprovechan del libre albedrío que el Supremo Hacedor otorga a todas las criaturas.

Interlocutor: Pero... ¿Por qué nos quieren cortar el camino?

Rah: No lo hacen solamente con ustedes. Buscan trabar a todos aquellos que son herramientas del Bien y que pueden llegar a quitar engramas en la raza planetaria.

Voy a repetirles algo que considero muy importante. El ser humano tiene que intentar llevar al camino de la Luz a todo aquel que se encuentre en la búsqueda.

Nuestro planeta, Antares 4, es una gran familia y por eso doy tanta importancia a esto.

Entonces, la manera de pensar es que el prójimo es lo primordial. Tienen que dar la importancia debida a vuestros semejantes.

Ustedes, en su gran mayoría, aún no están evolucionados a ese nivel. Le dieron mucha más importancia a la tecnología y dejaron de lado a la parte filosófica.

Tampoco veo muchas comunidades espirituales. Y hay otro contraste: ustedes conforman familias pequeñas, algunas con tres miembros, otras con seis integrantes. En nuestra comunidad, hay familias de más de cien miembros.

Interlocutor: ¿Aquí, en la Tierra, hay seres de Antares?

Rah: No somos de la misma constitución física. Somos seres un poco más pequeños. En la Tierra pesaríamos no más de 40 kilos. Pero tenemos la misma constitución genética. Sí, hemos venido de visita, porque nuestra gravedad es 0,8 la terrestre y pudimos adaptarnos.

Interlocutor: ¿Y cómo vinieron si ustedes no tienen naves espaciales?

Rah: Hemos sido traídos por naves de otros sistemas. Hacemos intercambios con otras razas, donde todos sacamos provecho.

Interlocutor: ¿Por ejemplo?

Rah: En muchos planetas predomina la superficie rocosa y hay pocas zonas donde sembrar. Sus habitantes nos facilitan su tecnología a cambio de cosechas. Gracias al Absoluto tenemos un enorme granero.

Está aquí el Maestro Jesús. Le doy el paso. Los saludo.

Interlocutor: Muchas gracias, Rah, por sus palabras... Escucho su mensaje, Maestro Jesús...

Maestro Jesús: Me he comunicado especialmente para intentar corregir algunas versiones sobre mi encarnación en Galilea. Visualizo siglos atrás a mi amado discípulo Juan Zebedeo, cuyo nombre espiritual es Johnakan Ur-el, que ahora está encarnado en este receptáculo. Lo veo en Patmos, isla de Grecia, guardando manuscritos de la comunidad esenia.

Son manuscritos que nunca fueron encontrados y traen tanta información como los rollos del mar Muerto. Esos manuscritos son genuinos, revelan que estuve viviendo casi dos años con los esenios. El que era mi primo nunca fue mi maestro, como dicen algunos escritos de la época. Simplemente fue mi precursor, aunque no estábamos de acuerdo en algunas cosas, pues él tenía la costumbre de aislarse y yo le comentaba que la verdadera vocación de servicio cuando uno está encarnado no es aislarse, sino brindarse.

Me dolía ver la necedad y la obstinación de dos de los maestros de justicia, el que desencarnó al poco tiempo que llegué a la comunidad y el que lo siguió.

Daban más importancia a la penitencia que al Servicio.

Les decía: - “Ésa no es la manera de servir a mi Padre” – y me respondían: “Déjanos seguir con nuestro camino, porque muy pronto llegará el fin de este mundo”.

Les replicaba: - “No, estáis equivocados, aún no es el momento”. Porque cuando se decía: “No pasará de esta generación”, se pensaba que se hablaba de un término de 70 años y no era así. Se aludía a la generación zodiacal, que es aproximadamente 2.160 años.

Actualmente, el paso a una Nueva Era tiene que traer cambios que van a afectar a todos los seres encarnados en este planeta. No estoy hablando de catástrofes planetarias, sino de cambios de conciencia. Desconfiad de aquellos que les den mensajes alarmantes. Los seres humanos necesitan palabras de aliento, para incentivarse en el Amor.

Lamentablemente, el ser humano vive condicionado por la sociedad en la que vive. La gente busca salir de distintos apuros, pero no busca la Luz. Y aquellos que van a lugares espirituales, lo hacen para su propio beneficio, para obtener ayuda y no para Elevarse. Buscan calmar sus necesidades y no se fijan en el prójimo.

Interlocutor: Lo que sucede, Maestro, es que hay mucho dolor en este mundo...

Maestro Jesús: El dolor es siempre aprendizaje... sabemos que hay discusiones a nivel familiar que traen sufrimiento, pero las peleas se producen por el Ego que tiene las partes. También hay conflictos a nivel laboral, en las comunidades políticas y en los grupos religiosos. Y tendría que ser al revés. Tendría que haber apoyo, altruísmo y una gran vocación de Servicio.

Interlocutor: ¿La religión puede ayudar a la Salvación espiritual?

Maestro Jesús: Todas las sendas que conducen al Padre son caminos de Salvación, pero lo importante es la Iluminación y no la doctrina. Quiero darles un mensaje de quien fuera mi madre cuando yo estaba encarnado en Galilea. María dijo: - “Hay muchas falencias en las enseñanzas espirituales que se brindan, porque crean el temor en aquellos que buscan el camino del Señor”. – Y yo agrego: - Hoy siguen cometiendo exactamente los mismos errores. Están errando el Camino de la Fe, dando mensajes equivocados. Han cortado palabras mías de ese libro tan hermoso que es la Biblia.

Interlocutor: ¿Por no entenderlo?

Maestro Jesús: No. Han cercenado palabras donde hablaba sobre la reencarnación. Las interpretaciones correctas fueron suprimidas durante un concilio ecuménico celebrado en Constantinopla en el 553, llamado Concilio de Nicea.

Yo había enseñado que cada ser humano es responsable de su destino, pero en ese año se votó la supresión de esas enseñanzas, con el propósito de consolidar el control de la Iglesia, que deseaba ser la única autoridad en el tema concerniente al destino del hombre. El entonces concordato Iglesia-Estado, asustados éstos al ver que una doctrina que hace a los individuos responsables de su propia salvación espiritual pueda enfrentarse a su autoridad, acuñaron semejante prohibición. De cierto os digo que, a aquellos que decían representarme, no les convenía que el pueblo supiera que no precisaba dogmas ni rituales para alcanzar el Reino de mi Padre. A esos dirigentes no les interesaba que la gente supiera del karma y de la ley de causa y efecto. Sacaron las palabras de la Biblia donde hablaba de la reencarnación y de que la conducta equivocada podía generar cada vez responsabilidades más grandes en el espíritu encarnado. Cortaron los párrafos donde explicaba que, para llegar al Padre, solo bastaba con un comportamiento altruísta. Nadie tenía entonces necesidad de un Salvador que los condujese como un rebaño. [4]

Obviamente, la cúpula religiosa del siglo VI necesitaba el azote de la resurrección de los muertos para forzar la dependencia de las masas. Esa doctrina fue reforzada con promesas de gloria eterna a los que se sometiesen y fuego eterno en un infierno a aquellos que se rebelasen. Se manipuló el sentimiento de culpabilidad y se domesticó la conciencia, induciendo a delegar el poder personal a la propia curia, que se había unido con el emperador Justiniano I y, entre ellos, tejieron la más grande conspiración contra el camino espiritual, decretando una supuesta resurrección de la carne y una posterior ascensión a los cielos. ¡Como si se pudiera ir al mundo espiritual con un cuerpo físico!

La verdadera resurrección es la resurrección a la Luz. Eso es lo que no entienden. 4 

Mi Padre, que es el Supremo Hacedor, tiene planes para este planeta. La Tierra es un planeta elegido.

La equivocación de muchos centros espiritistas es pensar que este es un planeta de castigo, un planeta del error. Tergiversan la Verdad. En este planeta venimos a aprender... porque yo mismo he pasado pruebas, estado cuarenta días aislado en el desierto, comiendo raíces... He recibido tentaciones de la carne, he sufrido tentaciones terribles de mi ego.

Interlocutor: ¿Hubo entidades oscuras que lo tentaron?

Maestro Jesús: Tentaron a mi propio egoísmo, que taladraba mi mente. Era mi propio egoísmo el que me decía: - “Tienes el poder del Padre... ¿Por qué no lo usas para tu beneficio? Si tú puedes someter... ¿Por qué no sometes?

Es muy difícil entender que esas pruebas servían para evolucionar. Tantas veces había sido tentado y no tengo ningún reparo en decirlo, porque el Padre lo sabe. La última tentación ocurrió cuando estaba en el Huerto de Getsemaní, donde le dije al Padre: - “Hágase tu Voluntad y no la mía”. – Y logré salir airoso de la postrer prueba.

Interlocutor: ¿Cómo se comunica el Padre con ustedes, Maestro?

Maestro Jesús: El Padre no se comunica con palabras. El Padre se comunica con ideas, buscando “despertar” la conciencia de cada uno de sus hijos, tanto en el plano físico como en los distintos planos espirituales. Sepan que cada vibración en su nivel no se puede comunicar con las vibraciones más sutiles. Así como ustedes, en el primer nivel, tienen que usar receptáculos para comunicarse con entidades de niveles de vibración más alta, los del segundo nivel no pueden comunicarse con los del tercero, ni los del tercero con el cuarto, y así sucesivamente.

No quiero dejar pasar por alto un tema muy importante.

Es necesario que sepan que hubo otras comunidades cristianas en los siglos I, II y III que fueron combatidas y luego exterminadas, independientes de los gnósticos.

Hubo otras comunidades que estaban muy elevadas y siguieron avanzando comunidades secretas.

Quizás haya personas que no estén de acuerdo con algún camino espiritual. De cierto os digo que todos los caminos que llevan al Padre son buenos pero, en algunos casos, la falla está en los Maestros que enseñan dicho sendero, pues no les importa alabar al Padre, sino ser alabados ellos. Siempre el que triunfa para mal es el ego, el querer sobresalir. Hago hincapié en esto porque es importante la humildad. Con humildad nunca puede haber ira. Con humildad nunca puede haber pérdida de control. La ira y la pérdida de control en el ser humano, retrasan en un segundo lo que se puede escalar durante un año.

Es necesario que lo entendáis. Todos los seres encarnados podemos ser doblegados por distintas emociones. Recordad cuando yo perdí el control frente a los viles comerciantes del Templo. El vencer las tentaciones es parte de la enseñanza.

El sufrimiento también puede ser aprendizaje. Pero no todos ponen aplicación en ese aprendizaje. A veces, un mal entendido apego hace que el ser humano se comporte como un necio y sé que no es posible cambiar a quien no quiere hacerlo. El ser humano tiene que darse cuenta que solo dando se recibe. Debe tomar conciencia del sentimiento de felicidad y de gozo que significa vivir para dar. Esa es la bienaventuranza.

Me retiro, dejando con ustedes todo mi Amor. 

Interlocutor: Hasta luego, Maestro, y gracias.

 

 

[1]El universo actual fue creado hace 13 mil setecientos millones de años y nuestro sol tiene “solo” 5 mil millones de años. Se formó con los restos gaseosos de estrellas de primera generación, ya extinguidas.

[2]La mente reactiva es aquella función de la mente que archiva y retiene el dolor físico y la emoción dolorosa y busca dirigir al organismo únicamente bajo el principio de estímulo-respuesta. Piensa sólo en identidades. La mente analítica, en cambio es la función de la mente que percibe y retiene la información para plantear y resolver problemas y dirigir al organismo a lo largo de las dinámicas. Piensa en diferencias y semejanzas. La mente reactiva es un mecanismo de supervivencia que entra a funcionar cuando la mente analítica se desconecta. Es la que maneja los impulsos. Por último, como la mente reactiva es instintiva, pues la tenemos desde el comienzo de la especie, intenta “impedir que una persona se ponga en peligro” y, al imponer el contenido de un engrama, puede causar temores y estados emocionales no deseados.

[3]El contenido de la mente reactiva. El engrama puede definirse como la imagen mental de una experiencia que contiene dolor, inconsciencia y una amenaza real o imaginaria contra la supervivencia. Es un registro de la mente reactiva de algo que realmente le sucedió a una persona en su pasado y que contenía dolor e inconsciencia, los cuales están registrados en la imagen mental llamada engrama.

[4]A medida que las religiones se dogmatizaron, lo que empezó a manifestarse en la Escolástica, y luego muy explícitamente, en el Concilio de Trento, quienes eran ante todo doctrinarios, fríos e insensibles administradores que trabajaban y manejaban ideas, en su insensible religiosidad con frecuencia creían adivinar extravíos en las expresiones de cálido fervor, presentes en los místicos. Las inquisiciones, sobre todo la española y la vaticana, ajenas a este fervor, los examinaban minuciosamente, opinando existir desvíos cuando en realidad se trataba de devoción y expansión anímicas. Pretendían lo místicamente imposible: un pensar y expresarse tan inhumanamente lógico, que apagara toda expansión anímica.(Luis Fabré).